Inconsciente

22 marzo 2007

Esto que tenemos aquí es el primer disco de “La Inconsciencia De Uoho”, que tiene por nombre “Inconscientes”.No voy a explicarte que/quienes es/son “La Inconsciencia De Uoho”, eso deberías de saberlo ya.Tras la primera escucha completa del CD, he llegado a la misma conclusión que todos; Si, suena a Platero y a Extremoduro; Si, es el Uoho. Se nota mucho el toque de Iñaki, que tiene un estilo inigualable, y con su toque y el de los otros tres “inconscientes” han parido un disco espectacular, hacia tiempo que no escuchaba un CD tan bueno, ya era hora de que mis oídos escuchasen buen rocanrol. Once cortes de rocanrol, donde la siguiente canción es mejor que la anterior, pero peor que la siguiente, que son, estas:

01. Cuestión de principios
02. Dentro de una botella
03. Luna
04. Una vez más
05. Sin querer
06. Empieza la función
07. Miedo a despertar
08. Tendrá que ser otra vez
09. Andar del revés
10. Mujer brutal (Ace of Spades)
11. Aprender a olvidar

Cuestión de principios: Intro instrumental y espectacular presentando el CD, que, mientras la escuchas, solo quieres que acabe, para escuchar lo que viene, no ahí mejor manera de empezar un CD.

Dentro de una botella: Unos riffs al estilo AC/DC, recordemos, una de las mayores influencias de Iñaki, todo esto mientras Calvo nos canta desamores que ocurren con las mujeres, y, las botellas.

Luna: Una canción bastante potente en guitarras, no es muy rápida, pero cabe destacar las guitarras y la letra, que habla de la violencia de genero, que sufre en este caso, “Luna”.

Una vez más: Podría decir que es la canción mas rockera de todas, con un estribillo muy pegadizo; Personalmente es la canción que mas me gusta, porque tengo criterio, y, de elegir una buena, elijo el rocanrol; Una vez mas.

Sin querer: Una baladita en acústico, con partes en distorsión y caña; otra canción, que cuenta un (des)amor.

Empieza la función: Si encontráis un adjetivo para describir esta canción, decídmelo, yo no lo encuentro. Espectacular, asombrante, cojonuda,…Ninguno de esos llega al nivel de esta canción. Empieza la función, y suena rocanrol.

Miedo a despertar: Una vez mas Iñaki se luce, riffs, solos a dos guitarras, etc…Lo tiene todo esta canción, buena letra, que cantada por un buen cantante, como es el caso, es una bomba de canción.

Tendrá que ser otra vez: Principio despacio, siguiéndole un tema rápido, a ratos con toque de Ska. Una vez mas, habla de mujeres. “Si quieres que te de mi amor, tendrá que ser otra vez”.

Andar al revés: La más heavy de toas las del CD, donde denuncian el estado del mundo a día de hoy de una persona normal, que decide andar del revés, para olvidar lo que ve. Muy buen tema. Y no quiero nombrar de nuevo la calidad de los cuatro músicos, no me gusta repetirme.

Mujer brutal: Otra “heavy”, mucha caña, letra, guitarras, bajos, baterías, para analizar en apenas tres minutos que dura la canción. Solo se, que suena a Barón Rojo.

Aprender a olvidar: Ultimo corte que cierra el disco, lógicamente. Una balada bonita, y buena; Pero no se si es la mejor canción para cerrar este CD; No se tu, pero a mi me gusta la sensación que se me queda cuando termino de escuchar cualquier CD, que algo me dice por dentro: “-Quiero más”; y esta canción, no me deja esa sensación.

Este post no es mio, es una crítica hecha por radio distrosión, pero es que estoy tan de acuerdo que la podría haber escrito yo mismo (o una parecida)... así que me ahorro el trabajo y encima puedes leer la crítica de un verdadero entendido.

Estoy intentando pillarme la letra de "Miedo a despertar", mi canción preferida del disco... en cuanto la consiga la posteo, pero meintras tanto disfrutar con "Dentro de una botella":

Me he tirado al mar, preso en una botella,
con los versos prohibidos que no te pude cantar.

Me he olvidado de mí intentando olvidarte;
soy un barco pirata destinado a naufragar.

Cuando llego hasta el fondo me da por pensar
que los vasos vaciós que brillan detrás
iluminan mis noches desde que tú no estás.

He lanzado al mar, dentro de una botella,
los recuerdos prohibidos que alimentan mi pesar.
Y sería feliz si pudiera olvidarte…
que dejaras por siempre de ser mi estralla polar.

Cuando ya estoy borracho me da por pensar
que los vasos vacíos que brillan detrás
iluminan mis noches desde que tú no estás.

Soy un niño que llora perdido;
un marino que no encuentra el mar;
golondrina que, antes del invierno, no supo volar.

Corto y cambio,

1 Apuntes:

lanobil, dijo...

Me gusta tu Blog, me parece muy original. No me preocupan
los votos, me interesa más tu opinión sobre mi bitácora. Un saludo