Cine club

30 octubre 2006

Hay dos tipos de película que me encantan, aunque sean muy malas, las de fugas y las de mafiosos.

Creo que lo me atrae de esas historias es que el criminal se convierte en bueno, y el guardián se convierte en malvado. Es ese carácter de antihéroe lo que me atrae en estas películas, es como la vida misma, el bueno no es tan bueno, y el malo tiene un lado bueno.

Además encontramos que personas que no dudan en disparar a alguien desarmado se mueven dentro de un estricto y ejemplar código ético. Las cosas que hacen no tienen nada personal, simplemente son negocios. En el bajo mundo donde se mueven estos personajes las paredes están sucias y las personas tienen vicios... es lo más cercano a la realidad que nos enseñará el celuloide.

Adoro estas películas, me enganchan y me hipnotizan... quizás es que siempre quise ser Michael Corleone (es curioso que no quisiera ser Vito, un personaje mucho más amable y querido), Lucas "Luke" Jackson o el Capitan Hilts.

Por cierto, acabo de ver "Muerte entre las Flores".

Corto y cambio,

1 Apuntes:

Salva dijo...

mira por donde esa peli si es buena